Hoy viernes 21 de Octubre del 2016 por la mañana, justo cuando muchos estaban asentándose en su día laboral, y acceder sitios Web populares como Twitter, Spotify, Netflix, Etsy y hasta la especialista en código GitHub se encontraron con un feo escenario: no podían acceder estos sitios. Unos hackers saturaron Dyn, una empresa basada en Manchester, New Hampshire, que gestiona el tráfico de y hasta los negocios y empresas que operan en Internet, con tráfico basura. El viernes en la tarde, Dyn dijo que el problema había sido resuelto. Sin embargo, esa fue la segunda vez el viernes en que la empresa dijo haber resuelto el problema y que el ataque había terminado.

Estos ataques han llegado en un momento en el que los expertos en ciberseguridad han advertido de que los ataques de tipo DDoS son cada vez más poderosos.

Este tipo de ataques se han hecho desde los comienzos del Internet moderno. Los han usado hackers activistas, bromistas y otra gente para dejar fuera de combate determinadas páginas Web. Pero, hasta hace poco, los ataques en páginas tan grandes y populares como Twitter habían sido poco habituales.

Teniendo en cuenta el incremento drástico en la medida y alcance de los ataques DDoS, los proveedores de Sistema de nombres de dominio (DNS por sus siglas en inglés) están batallando para aumentar la capacidad de ancho de banda y aguantar los últimos ataques.

El incremento de dispositivos conectados a Internet en casa y la oficina, desde cámaras de seguridad a televisores inteligentes ha hecho que sea más fácil hacer ataques de tipo DDoS.

Los atacantes necesitan un ejército de computadoras para enviar un número abrumador de peticiones a páginas Web y servidores. Para conseguir ese ejército, normalmente usan una red de computadoras hackeadas. Pero, con la creciente popularidad de nuevos dispositivos que llevan computadoras integradas, algunos hackers han podido organizar ataques y una red zombie mediante routers o cámaras de video.

Teniendo en cuenta lo sencillo que suele ser tener acceso a este tipo de dispositivos, investigadores como Shankar Somasundaram, de Symantec, piensan que el problema de los ataques DDoS empeorará antes de poder mejorar. “Habrá más ataques de este tipo”, dijo. Así que las grandes compañias de servidores y de este tipo de servicios, tendrán que seguir trabajando en su seguridad pensar un paso más adelante en cuanto a los hackers.

 

outagemap

Please follow and like us:
%d bloggers like this: