En el paso dos tenemos la Ejecución de la iteración en la que cada día el equipo realiza una reunión de sincronización (15 minutos máximo). Cada miembro del equipo inspecciona el trabajo que el resto está realizando (dependencias entre tareas, progreso hacia el objetivo de la iteración, obstáculos que pueden impedir este objetivo) para poder hacer las adaptaciones necesarias que permitan cumplir con el compromiso adquirido. En la reunión cada miembro del equipo responde a tres preguntas:

  • ¿Qué he hecho desde la última reunión de sincronización?
  • ¿Qué voy a hacer a partir de este momento?
  • ¿Qué impedimentos tengo o voy a tener?
Durante la iteración el Facilitador (Scrum Master) se encarga de que el equipo pueda cumplir con su compromiso y de que no se baje su productividad.
  • Elimina los obstáculos que el equipo no puede resolver por sí mismo.
  • Protege al equipo de interrupciones externas que puedan afectar su compromiso o su productividad.

Durante la iteración, el cliente junto con el equipo refinan la lista de requisitos (para prepararlos para las siguientes iteraciones) y, si es necesario, cambian o replanifican los objetivos del proyecto para maximizar la utilidad de lo que se desarrolla y el retorno de inversión.

Recomendaciones
Para poder completar el máximo de requisitos en la iteración, se debe minimizar el número de objetivos/requisitos en que el equipo trabaja simultáneamente (WIP, Work In Progress), completando primero los que den más valor al cliente. Esta forma de trabajar, que se ve facilitada por la propia estructura de la lista de tareas de la iteración, permite tener más capacidad de reacción frente a cambios o situaciones inesperadas.

 

No te pierdas la cuarta parte de esta metodología.

Please follow and like us:
%d bloggers like this: